miércoles, 22 de agosto de 2012

Esnifarte sexo

Noches de sexo desenfrenado en donde te preguntas a ti misma si recuerdas qué era la pasión, qué era el follar por placer; sin alcohol, sin despecho, sin obligación... Su cuello resultó ser el punto clave para que poco después me cogiera entre sus brazos y me preguntara con una sonrisa y mirándome a los ojos qué era lo que realmente me apetecía hacer. Y es así como acabé con el cuerpo y la ropa impregnada con ese perfume ya no tan desconocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Aún no me has encontrado?¿aún no sabes quién soy?