jueves, 12 de enero de 2012

Fucking humans, el mundo me aburre.

 Y cuando mi libertad es anulada por aquello que se hace llamar "reglas para una adolescente" dictaminadas por una familia conservadora y un puñal de absurdos y mediocres bardos más de la sociedad, gritaré en silencio y... me rebelaré en silencio, sin rechistar, sin mediar palabra... aguantando mis ansias de decir adiós. 
Tanta "seguridad" por vuestra parte, tan sólo consigue alimentar mi creciente misantropía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Aún no me has encontrado?¿aún no sabes quién soy?