domingo, 22 de mayo de 2011

Nunca las ganas de volver a ver más allá fueron tan inmensas

Tratad de entenderme que ante el mundo me siento desprotegida, que lo antes me sostuvo en la cúspide del autoestima es pisoteado una y otra vez hasta verte en la más absoluta miseria, que esa parte de mí en donde se permitía presumir de ingenio, creatividad, perspicacia, imaginación... talento por lo que realmente me gustaba, murió en el preciso instante en que... me dí cuenta que el respirar sobraba en mí. Nunca las ganas de volver a ver más allá fueron tan inmensas.

¿Aún no me has encontrado?¿aún no sabes quién soy?